Hogar Caritas Felices

En 1999, Madre Rita Zizold fue nombrada responsable del reparto “Promoción Humana” por el Episcopado de Lima, oficina que se ocupa de promover la dignidad del ser humano. Cada día llegaban casos de niñas violadas que no querían ayuda de abogados o asistentes sociales.

Un día llego una niña de solo dos años y medio con las sandalias todas sangradas porque había sido violada por su padrino. Madre Rita pensó que tenía que hacer algo por estas niñas que no se dejaban  ayudar. En una reunión con sus superiores pide el permiso para crear un Hogar.  Los demás se rebelaban de la idea por falta de fondos.
Madre Rita pone una biblia en la mesa y pide a un de miembro de la reunión de abrir la biblia a cualquier página. El elegido se acerca  abre la biblia y empieza a leer: “Deja que los niños vengan a mí que de ellos es el reno de los cielos”. El texto fue considerado una señal de la Divina Providencia.

Así en el año 1999,  gracias a la ayuda del Presidente del Instituto Peruano del Deporte que alquiló gratis el coliseo, Madre Rita pudo organizar un evento para alertar a la gente sobre esa terrible realidad. La casa donde hoy viven 51 niñas de 3 a 18 años fue regalada por un señor japonés. Madre Rita la arreglo con algunos fondos donados por un padre y nació así hace 18 años en Pachacamac el “Hogar Caritas Felices”.
En este hogar Madre Rita recibe las niñas sacándolas del lugar donde han sido abusadas y llevándolas a vivir con ella. Al principio las niñas vienen  adoloridas, desesperadas y asustadas pero después de un tiempo ya no quieren irse. Se organizan talleres de costura, manualidades y psicología. La idea es que todas llegan a tener una carrera profesional.

En este sentido se trata de buscar “Madrinas” que asumen la responsabilidad de seguir los estudios de las niñas pagándoles la Universidad una vez que sean mayores. Lo que falta en el Hogar Caritas Felices son los víveres. Las niñas vienen de extrema pobreza. En sus casas comían solo una vez a la semana; los otros días sus mamas recuperaban todos los descartes del mercado y los hervían en una sopa asquerosa.
En el Hogar Caritas Felices un saco de arroz de 25kgs dura solo 4 días y durante el año escolar poner galletas en sus loncheras para levantar la autoestima de las chicas es un problema. El Hogar Caritas Felices es el único centro del País que se ocupa de la violación de niñas menores.

Llegan diarias niñas violadas por sus papás, padrinos, abuelos, tíos, primos, vecinos y hermanos. En la mayoría de los casos los padres apoyan la violación. Norma ha sido pateada y violada desde los dos años. Yahaira a los 4 años llego al centro desorientada, hoy tiene 13 años y sonríe. Gisella, 15 años fue violada por su padrino y su hermano. Cuando llegan al Centro y se dan cuenta que pueden comer todos los días los rostros de las niñas se iluminan con una “sonrisa”.

Regala a estas niñas una sonrisa, llama al:
01 231 1573 o 999 216 122.

O acércate a:
Fundo Buena Vista, Parcela 10132
Sublote A
Camino a Rinconada Baja Lurin
Alt. Km. 33 Panamericana Sur.

Texto y Fotos: LUISA ALFANI
"El distrito peruano de Pachacámac es uno de los 43 distritos de la Provincia de Lima, ubicada en el Departamento de Lima. Limita por el norte con el Distrito de Cieneguilla, al este con la Provincia de Huarochirí, al sur con el Distrito de Lurín y al oeste con el Distrito de Villa María del Triunfo y el Distrito de La Molina."